Contenidos contratados por la marca que se menciona
Seleccionar página

¿Quieres ser el nuevo xPeke y no sabes muy bien por dónde tirar para lograrlo? ¿Eres el más pro de tus amigos en Clash Royale y quieres sacarle partido?

Pues estás de suerte.

Los torneos amateur, como los eSports, están en pleno auge. Aquellos que sueñan con un futuro profesional nunca tuvieron tantas oportunidades para poner en práctica sus dotes al ratón (o al móvil).

Empieza desde abajo

Asumámoslo, no vamos a competir en la Superliga Orange nada más empezar. Lo primero es lo primero, aunque a algunos les entren sarpullidos al leer estas dos palabras: partidas clasificatorias.

Asumámoslo, no vamos a competir en la Superliga Orange nada más empezar.

Lo primero es lo primero, aunque a algunos les entren sarpullidos al leer estas dos palabras: partidas clasificatorias.

Para algunos puede parecer una tortura, pero lo cierto es que las tablas de clasificación y el sistema de ránking sistematizado que ofrecen la mayoría de eSports hoy día es un regalo para aquellos que aspiran a hacerse un hueco en la escena profesional.

Las partidas clasificatorias nos ofrecen la posibilidad de probar nuestra valía directamente desde casa.

Todos y cada uno de los jugadores profesionales han llegado a donde están tras curtir sus habilidades en las temibles colas clasificatorias. Y seamos sinceros, si eres capaz de subir de bronce a diamante en League of Legends, ya eres el nuevo xPeke.

Así que antes de plantearos la inscripción en los siguientes torneos, más os vale pasar antes una temporada ascendiendo en los ránkings de clasificación. Ya sea en la soloQ de LoL, en los Grandes Desafíos de Clash Royale o los competitivos en equipo de Counter-Strike: Global Offensive.

Ya sabéis, por eso de evitarnos un viaje a lo tonto si nos quedamos atrapados en el elohell.

Arena GG de LVP

El siguiente paso una vez nos hayamos consolidado en una buena división será introducirnos de lleno en la plataforma Arena GG.

Es, al menos, la transición más natural si tenemos en cuenta que la competición se celebra casi en su totalidad de manera online.

En las Orange Cups, torneo de referencia de Arena GG, podremos enfrentarnos a otros aficionados en una serie de torneos semanales y mensuales que culminan en una final presencial por todo lo alto en el inmejorable marco de Gamergy.

¿Y lo mejor? Podemos ganar premios. Desde tarjetas regalo de Amazon o Netflix hasta monitores gaming, sin olvidar las obligatorias gemas de Clash Royale y los Riot Points en el caso de League of Legends.

Pero no hay mejor premio que asistir a Gamergy, la feria eSports más importante del país. como posible campeón de España.

Por lo de los ojeadores profesionales, los pros asistentes y tal.

Go4 de ESL

La ESL (Electronic Sports League) es una de las más veteranas instituciones en el panorama eSport.

También es la más grande a nivel mundial.

Es bastante frecuente ver sus siglas detrás (o delante) del nombre de eventos tan reconocibles como la Intel Extreme Masters o la One de Katowice.

Pero lo que quizás no conozcáis tan bien es la Go4. O mejor dicho, las Go4.

Son torneos enfocados hacia el mundillo amateur y de inscripción abierta a cualquier equipo aspirante, y el mayor premio que podemos obtener aquí es ni nada menos que asistir como competidor

Es decir, el top.

Pero antes de llegar ahí hay que escalar los ladders y ganar los torneos semanales de las Go4, que están disponibles para una gran variedad de títulos. Desde CS:GO a Hearthstone, pasando por el omnipresente League of Legends pero incluyendo asimismo otros títulos que acostumbramos menos aver como pueden ser Rainbow Six Siege o SMITE.

Aunque las Go4 ofrecen premios semanales y mensuales, triunfar en los brackets de la liga nos puede llevar a competir en la ESL Pro, la sección que engloba las primeras ligas competitivas profesionales de la organización.

Aquí entrarían los citados Intel Extreme Masters y One de Katowice y algunos más como la Pro League.

Las Go4 son por tanto una de las puertas de entrada a la profesionalización más directas, pero también como es lógico son los torneos amateur más reñidos.

Aquí ya hay que ser muy bueno, sí o sí.

Omen by HP

Y aunque la habilidad individual y nuestro conocimiento de las mecánicas del juego sean fundamentales para triunfar, también lo es un hardware potente y sobre todo fiable.

Los chicos del Go4 de CS:GO lo saben bien, ya que juegan con las bestiales torres Omen de HP.

La popular serie de equipos gaming da el salto a los PC de sobremesa tras hacerse un nombre en el mercado de portátil con una gama de equipos bestiales confeccionados con el gamer en mente.

Con procesadores Intel i7-7700 de hasta 4,2 GHz, un total disponible de RAM DDR4 de 32 GB y una amplia gama de tarjetas gráficas de última generación como la Nvidia GTX 1060, los equipos de la serie HP Omen disponen de todo lo necesario (y más) para mover incluso el exigente Playerunknown’s Battlegrounds en varios monitores a la vez.

Sus altas prestaciones los convierten en potentes ordenadores con capacidad para echar a andar con facilidad cualquier título eSports, altamente flexibles y personalizables y equipados con lo necesario para lidiar con el fenómeno gamer del momento: la realidad virtual.