Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Fortnite es el nuevo Minecraft. Sí, ya lo sabes. El shooter de supervivencia ha pasado a ser el juego más famoso a nivel internacional, y las cifras que mueve alcanzan sin problemas a League of Legends, el hasta más jugado del mundo. No le tiene miedo a ningún otro videojuego y ha conseguido empezar a lo grande en el mundo de las competiciones.

Con el inicio del verano, el juego de Epic Games inició, por su parte, algo único. La fiesta de YT Battle Royale que se celebró en la última edición de Gamergy fue increíble, acercándonos a un futuro muy prometedor.

En Ifema, Fortnite era el rey

El 22 de junioYT Battle Royale era el centro de atención, no solo en el recinto de Gamergy. El torneo, a través del canal del Rubius, obtuvo más de 28 millones de visualizaciones, cifra que ha seguido creciendo en diferido. Evidentemente, él no fue el único que lo retransmitió. Contando con hasta 100 YouTubers conocidos como competidores, ha sido el mayor éxito de Fortnite en un evento.

El Orange Stadium contaba con capacidad para 1600 espectadores, y desde la organización del evento tuvieron que habilitar un segundo estadio. Así, el Orange Arena, listo para acoger a más de 800 espectadores, se sumó a la fiebre de Fortnite. El juego de Epic Games era el protagonista, incluso por encima de los jugadores. Y eso que, además de ElRubius, entre ellos se encontraban otros como AuronPlay, Wismichu o LOLiTO FDEZ, que fue quien más consiguió emocionar al público.

YT Battle Royale se dividió en siete partidas, una única en modo squad y las otras seis en solo. El plan era que solo se jugasen cinco, pero los YouTubers contagiaron de ganas al público y de ahí no había quien se fuera. No se trató de una simple competición, sino de todo un acontecimiento sin parangón en España y en la breve historia de Fortnite.

Cien creadores de reunidos (aunque no todos de forma presencial), compitiendo, jugando, riendo y haciéndonos reír a nosotros. Los que estuvieron en el Orange Stadium, llegaron en el autobús azul de Fortnite y fueron arropados por el aplauso y los gritos del público. Algo nunca visto en nuestro país.

Fue una auténtica locura y demostró que en España también podemos hacer grandes eventos. De paso, nos dejó bien claro que Fortnite puede ser el competitivo más exitoso de la historia. No es muy difícil conseguirlo, Epic sabe cómo hacer las cosas. Eso sí, no podemos olvidar que estas cosas son posibles gracias a partners como OMEN by HP, que en este caso fue la marca encargada de “equipar” con lo mejor de su arsenal a los jugadores.

Fall Skirmish Series: la competición versátil

Si los grandes eventos merecen la pena, ¿qué mejor que organizar una serie de competiciones por todo el mundo? Fortnite está celebrando su recién iniciada Fortnite Fall Skirmish Series, una competición de seis semanas de duración en la que hay en juego 10.000.000 de dólares en metálico.

Aquellos que compiten en este jolgorio otoñal representan a cinco clubes diferentes y tienen que enfrentarse todas las semanas en distintos tipos de eventos recreativos o con distintos formatos competitivos. En su primera semana, por dúos, Epic ya ha repartido más de 60.000 dólares y más de 300 puntos entre sus ganadores.

Esto no es todo. Los Desafíos por Dúo de esta primera semana han sido testigos de un nuevo récord mundial. Los competidores han conseguido superar el récord de baja en squad tres veces en el mismo día. Bajo el estandarte de Bush Bandits, los profesionales europeos Jamal ‘Jamside’ Saidayev, Artur ‘7ssk7’ Kyourshin, Oskar ‘3vil’ Żeljazkow y Mallqui ‘sifflol’ Farinango Klag consiguieron llegar a las 59 eliminaciones en una partida. El mismo día se marcó, primero, el récord de 56 y, pocas horas más tarde, el de 57. ¿Llegaremos a 60 la próxima semana?

Un paso más hacia la profesionalidad

Epic Games no necesita demasiado para poder mover cualquier evento de Fortnite. Lo único que necesita ahora es una mayor profesionalidad. Es decir, tomarse en serio el propio juego y todo lo que se puede generar a su alrededor. Las series competitivas son un gran paso, pero este es solo el primero de un largo camino. El popular Battle Royale necesita poder tener una competición seria que verdaderamente permita a los jugadores crecer.

El ejemplo perfecto para entender esto lo tenemos en League of Legends. El juego de Riot, al que Fortnite ha conseguido adelantar en Twitch en más de una ocasión, sigue siendo el rey a la hora de organizar eventos. A pesar de no tener premios tan excesivos como los de Dota 2, en el LoL están los eventos más destacados. Las competiciones y cómo las prepara Riot son dignas de admirar.

La última gran competición, que nos pilló bastante cerca, fue la final de la LCS Europa. Celebrada en el Palacio de Vistalegre de Madrid, demostró una vez más que el público español no tiene comparación. También sirvió para demostrar que el espectáculo puede ser tan bueno como en cualquier otra parte del mundo.

A Epic le tocará aprender un poco de Riot en este sentido: necesita empezar a organizar grandes eventos presenciales, y competiciones regionales.

Jugar para ganar

Lo que está claro es que gracias al sistema que, de momento, lleva Epic con Fortnite, cualquiera de nosotros puede convertirse en un buen jugador y hacerse con la victoria magistral. Para ello, eso sí, nos tocará practicar mucho, jugar sin parar y prepararnos en todo momento, tanto para la victoria como para la derrota. Y por supuesto, no podemos olvidar que la comunicación es la clave cuando jugamos en equipo.

Para asegurarnos de que estamos en condiciones de competir en eventos como el YT Battle Royale o las Fall Skirmish Series, tenemos que preparar nuestra puesta a punto. Hay que contar con un buen equipo (no solo de jugadores) que no nos deje en la estacada. Nuestro ordenador, en el caso de jugar en PC, es nuestro mayor aliado. Un ordenador de sobremesa como el OMEN by HP, con un diseño de última generación y el hardware más reciente del sector, es el aliado perfecto.

Sobre todo si buscamos rendimiento de primera para competir. La nitidez de la calidad de juego con hasta NVIDIA GeForce GTX 1080 doble o con hasta AMD Radeon RX de la serie 580 dobles suponen la puesta a punto para el arma más peligrosa de nuestro arsenal.

Ahora solo nos queda esperar que Epic se “arme” bien para convertir a Fortnite en el mayor eSport del momento.