Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

El mundo de los eSports está empezando a ser comparado con el de varios deportes tradicionales. Como en el fútbol o el baloncesto, clubes con jugadores de renombre muestran sus dotes ante estadios abarrotados. Entrenan duramente, defienden sus colores y participan en ligas y torneos.

A priori, las similitudes son muchas pero, ¿qué les diferencia? Principalmente que en el mundo de los eSports todavía no hay sindicatos que velen por los derechos laborales de los jugadores. Aunque algunos equipos de Overwatch, CS:GO y LoL han comenzado a movilizarse pero, ¿cuánto tardaremos en ver un sindicato de eSports?

Los pioneros

El actual coach del equipo de Orgless and Hungry, Thomas ‘Morte’ Kerbusch, ha sido el primero en dar un paso al frente. El entrenador del equipo de Overwatch se ha unido a Ellen Zavian, importante abogada del ámbito deportivo. Su objetivo es crear lo que podría ser el primer sindicato de jugadores profesionales de eSports.

Zavian es muy clara: «No veo a esta asociación de jugadores diferente a cualquier otra simplemente porque se trate deportes electrónicos». Como comentaba al SportsBusinnes Journal, ha tomado como modelo algunos de los principales sindicatos deportivos de América del Norte. La Asociación de Jugadores de la NFL o la Asociación de Jugadores de la MLB son los ejemplos que están orientando su trabajo.

Es, sin duda, una iniciativa creada para proteger a los jugadores que, recordemos, suelen ser muy jóvenes. La intención de este sindicato no es otra que representarles de forma oficial y ayudarles a negociar condiciones y términos velando por su seguridad laboral.

Los jugadores de CS:GO cuentan con una iniciativa similar encabezada por una de las figuras más influyentes en el terreno de los eSports, Scott ‘SirScoots’ Smith. SirScoots ha unido sus fuerzas a Michael Doi, abogado y representante de jugadores, para crear la Asociación de Jugadores Profesionales de Counter-Strike (CSPPA).

Scott ‘SirScoots’ Smith 

Esta agrupación surgió tras un conflicto entre los jugadores de CS:GO y los dueños de la Asociación Profesional de eSports (PEA) en enero del año pasado. Los jugadores, ayudados por Smith, querían participar en la NA ESL, la división norteamericana de la ESL europea, y no en una liga exclusivamente norteamericana creada por la PEA. Finalmente y gracias a la ayuda de Smith, la PEA tuvo que suspender sus planes.

Ahora, busca reunir firmas de jugadores profesionales de todo el mundo. Como destaca Smith «70 o más han firmado un documento de membresía oficial para la asociación de jugadores. Ellos quieren estar aquí».

Sin embargo, hay que decir que el trabajo de Smith y Doi no dará lugar a una unión formal. Los jugadores están firmando cartas de membresía pero no tarjetas de autorización, algo necesario en EEUU para reconocer a un grupo como sindicato oficial. Aun así, es un paso muy importante en este terreno. Y además ambicioso, pues la CSPPA no busca una unión bajo las leyes estadounidenses porque lo considera un juego global.

Los compañeros  de  Riot Games tampoco se  han quedado quietos. No hace mucho anunciaron su propio plan para formar una asociación de jugadores.  Hal Biagas, abogado conocido por dirigir la National Basketball Players Association, ha sido el elegido por los jugadores para dirigir la asociación de LoL.

Chris Greeley, comisionado de la NA LCS, habló al respecto: “en algún punto en el futuro, si los jugadores deciden sindicalizarse y registrarse  con la National Labor Relations Board, tendrán la opción de renunciar a los fondos y financiamiento de Riot. Es nuestra expectativa y esperanza que esto pase, pero mientras tanto esta asociación está diseñada para darle a los jugadores un lugar en la mesa”.

¿Es realmente necesario un sindicato?

Hay quien dice que, si no se generan conflictos, un sindicato no es necesario. Parece ser que, de momento, los conflictos son pocos. Pero, ¿justifica esto que no se deba crear una asociación?

Bryce Blum, especialista en temas judiciales, piensa que probablemente no haga falta una sindicalización. «Hay determinados pasos intermedios que pueden y deben llevarse a cabo. Si echamos un ojo a la historia profesional de los deportes tradicionales, vemos que  hay muchos ejemplos de  uniones de jugadores con un interés con común por mejorar las reglas, las condiciones de juego y otras cosas más, sin sindicalización».

A pesar de ello, los jugadores tienen una opinión bastante diferente. Hege ‘Hedje’ Botnen, jugadora de CS:GO en LGB, lo tiene muy claro. «CS:GO está en continuo crecimiento, por lo que necesitamos algo para manejarlo y proteger a los jugadores. Necesitamos a toca costa un sindicato apropiado, con derechos para los jugadores y que puedan decidir en otras cosas importantes. Así tendremos a alguien vigilando».

 

La opinión de Hedje es compartida por otros jugadores como Enrique ‘xPeke’ Cedeño Martínez, profesional de LoL. El fundador de Origen cree que la creación de un sindicato es especialmente necesaria para los jugadores nuevos. «Llegan año a año y están dispuesto a sacrificar todo para ser profesionales. A menudo, estos jugadores acaban atrapados en contratos que son prácticamente abusivos».

En España contamos desde hace poco con la Asociación Empresarial de los eSports (AEeS). ¿Sus objetivos? divulgación de los eSports, formación y regulación del sector. Álvaro Marco, su presidente, también ha tratado el tema en cuanto a términos jurídicos. Desde la asociación han creado la Guía de lo eSports. ‘Retos de negocio y claves jurídicas’. Un documento que podría volver experta a cualquier persona en el terreno de los deportes electrónicos.

Marco ve la creación de sindicatos como algo inevitable. «Ya hay asociaciones a nivel internacional que agrupan  a  muchos jugadores. A medida  que el sector se  vaya desarrollando y los jugadores se vayan profesionalizando, existirán iniciativas de asociación a nivel nacional que velarán por los intereses de este colectivo».

El presidente de la AEeS defiende la necesidad de una mayor regulación en el terreno de los eSports. Por ejemplo, en lo que se refiere a los contratos laborales. «Igual que existen regímenes especiales para los deportistas de élite, trabajadores del hogar y otras tipologías de trabajo, podría resultar recomendable establecer un régimen laboral especial para los jugadores profesionales de eSports».

Hacia un futuro sindicalista

Todo parece apuntar a que la creación de sindicatos en el terreno de los deportes electrónicos es algo inevitable. Por suerte.

Estas agrupaciones profesionales ayudan en la defensa legal y consiguen las mejores condiciones de trabajo para sus miembros. Algo totalmente necesario para una industria donde los trabajadores son muy jóvenes y no gozan de la experiencia laboral que podría tener un adulto.

Está saliendo a la luz que muchos jugadores de eSports han firmado contratos abusivos e injustos y se han sometido a condiciones de trabajo inaceptables. Por esto mismo necesitamos un status claro y coherente con el empleo que desempeñan, su implicación en el juego y la poderosa imagen que proyectan como ídolos de masas.