Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Seleccionar página

Puede que te guste enfrentarte al desafío que suponen los battle royale de forma individual. No está mal hacerse el héroe (o el villano) de vez en cuando, sobre todo cuando has podido convertirte en Thanos, pero con la de modos y opciones que tenemos en juegos como Fortnite, tampoco está mal dejarse caer de vez en cuando por un escuadrón. Y más ahora que Fortnite Battle Royale ha decidido incluir un modo mejorado de 50 vs 50, con dos grandes equipos dándolo todo en la batalla.

Fortnite: Battle Royale es una experiencia completamente diferente cuando juegas con un grupo de amigos. O desconocidos que deben ser tus aliados. Aprender a jugar en equipo es esencial en este tipo de modos, y para eso, además, necesitas dar una mayor importancia a la comunicación con tu grupo.

Sean amigos o no, vas a tener que entenderte con ellos, así que presta atención a los consejos que vamos a dejarte por aquí.

Compartir hasta el más mínimo detalle

La comunicación es la clave de la partida incluso antes de que ésta empiece. Debes sacar el máximo provecho al tiempo de espera antes de empezar. Indica a tus compañeros dónde vas a aterrizar, si vas a ir en grupo o en dúo con alguno en concreto y cuál es tu forma de jugar, para saber con qué compañero vas a complementarte mejor.

Una vez en la partida, es importante que comuniquemos hacia dónde nos movemos y si hay enemigos a nuestro alrededor. ¿Hacia dónde se dirige el adversario? ¿Hay algún punto de interés cercano? Por no hablar de los botines que podamos encontrar en nuestro camino. Mientras viajamos, tenemos que cosechar todo lo posible aunque no nos haga falta, pues algún compañero puede necesitarlo.

No es bueno que dejes nada por detrás, no está mal servir de inventario para otro miembro del equipo. Por si acaso, comenta con tus compañeros qué has cogido y qué has dejado. Asegurarse de que todos cuentan con arsenal y un buen número de recursos puede darte una ventaja estratégica y/o posicional.

Nada más aterrizar

Después de que aterrices y consigas tus primeras armas, tendrás una misión especial: intentar trabajar en equipo con los aliados que tengas cerca hasta poder reunirte con el resto. Algunos forman verdaderas mafias de hasta 20 o 30 jugadores, pero debes darte cuenta de cuándo debes moverte con gente y cuándo debes fingir que estás solo. Además, a veces intentar coincidir con tu equipo es un riesgo, pues no ves quién forma parte de tu bando hasta que tocas el suelo.

Aquí, es mejor que te muevas con sigilo o formes un escuadrón de cuatro. Tus primeros pasos son para preparar las defensas, retroceder y mantenerte vivo. A ti y a tus compañeros.

Juntos, pero no revueltos

Cuando juegas en equipo en Fortnite tienes que tener la misma norma que deberías tener con los cables de tus periféricos: juntos, pero no revueltos. Es decir, no está mal ir en grupo, pero hay que saber organizarse —que si no los cables se enredan, ya lo sabes—, y no es bueno abusar.

Hay que evitar correr como un grupo numeroso. Lo mejor es que sepas mantener las distancias con todos tus compañeros, no vaya a ser que os ataquen con armas que pueden llevarse a más de uno por delante.

Esto también se debe entender cuando has sido detectado por el enemigo: en ese momento debes olvidarte del grupo e intentar jugar como si estuvieras solo con el fin de evitar que el resto de tus compañeros sean detectados. De nuevo, la comunicación es la clave para indicar a tus compañeros por dónde has visto al enemigo o por dónde has sido tú mismo localizado. Es casi sorprendente cómo los equipos pueden derrumbarse cuando no están del todo seguros de dónde están sus enemigos o de lo que están haciendo.

Aplícalo también a la hora de revivir aliados. Comenta con tus compañeros que es mejor esperar a que el tiroteo termine, no esperarte a revivir al resto en una zona inestable. Asegúrate de que vuelves a estar seguro antes de ir a ayudar a un aliado. Por tanto, tampoco olvides que puede haber más de un enemigo cerca, por mucho que derrotaras a uno de ellos.

Lo mejor es moverse con dos o tres compañeros más, por mucho que te atrevas con el 50 vs 50. De hecho, si son amigos tuyos y podéis mantener el contacto por Discord o algún programa similar, mejor que mejor. Sí, es bueno que mantengas la comunicación con todo el bando aliado, pero da prioridad a los que conoces mejor si vas a moverte con ellos. Al construir estructuras, es mejor tener solo uno o dos compañeros de equipo, ya que esto minimiza la confusión y ayuda a una mejor organización.

Las buenas ideas te harán destacar en el equipo

Si tienes buenas ideas que aportar al equipo, hazlo. No bases la comunicación únicamente en explicar lo que haces, propón planes. En peleas a gran escala, es importante no acercarse a los enemigos de frente, ya que es probable que destruyan tus estructuras defensivas en segundos.

En cambio, ve por el flanco. Intenta posicionar a tus compañeros para la ocasión y demostrarás que tienes iniciativa. La coordinación es clave para hacer caer a tus adversarios.

Propón el arsenal que debéis llevar e intenta que todos se organicen bien. Las armas explosivas son excelentes para combatir daños colaterales y son perfectas para derribar múltiples objetivos en este modo de juego.

Y que el equipo que tienes en casa no te deje tirado

Cuando juegues a Fortnite formarás parte de dos equipos: por un lado, el de 50 jugadores que se repartirán por el mapa en busca de 50 enemigos; por otro, el que formas con tu ordenador, tu ratón, tu teclado y todos los accesorios que necesitas para alcanzar la victoria.

Trabajar codo con codo con tus compañeros también incluye hacerlo con tu hardware. Es importante que cuentes con un equipo fuera del juego que realmente te acompañe en toda la partida, que no te falle en los momentos clave. Como hoy hablamos de la comunicación, ¿qué tal si te presentamos unos buenos auriculares con micrófono incluido?

Los HP OMEN Mindframe, compatible con audio 3D virtual 7.1 y con la tecnología DTS Headphone:X. pueden marcar la diferencia. Ya te lo hemos dicho: la comunicación es crucial, pero más lo es la comodidad y el que te encuentres verdaderamente inmerso en tu entorno. Sentir que tu equipo, el de los jugadores, está ahí contigo es algo que no todos los auriculares pueden ayudarte a conseguir. Las victorias suenan mucho mejor así.